Quotes By Stages of Meditation

“Una dieta vegetariana pobre en proteínas constituye una manera sana de vivir. Incluso si no podéis ser estrictamente vegetarianos, será beneficioso moderar la cantidad de carne que coméis. En las escuelas meridionales del budismo, el hecho de comer carne no está estrictamente prohibido, pero la carne de algunos animales, como los que no tienen la pezuña hendida o no han sido especialmente sacrificados para vuestro consumo personal, está prohibida. Lo que quiere decir que la carne vendida habitualmente en los mercados es aceptable. A la carne que puede ser comida se le llama «carne pura» y se distingue por tres condiciones: que no hayáis visto sacrificar al animal para que os lo comáis, que no tengáis ninguna información al respecto y que no tengáis ninguna duda sobre el hecho de que el animal no haya sido sacrificado especialmente para vuestro consumo personal. En general, las escuelas budistas del Mahayana no prohíben tampoco el consumo de carne. Sin embargo, algunas escrituras, como el Sutra del descenso a Lanka10 prohíben estricta y permanentemente el consumo de carne, mientras que otras, como la Esencia del Madhyamika11 de Acharya Bhavaviveka, parecen autorizarlo. De modo que algunos de los textos Mahayana relativos a la perfección de la sabiduría12 prohíben el consumo de carne, mientras que otros no. Las tres clases inferiores de tantra prohíben estrictamente comer carne, mientras que las clases superiores autorizan el consumo. Algunas prácticas rituales propias de esta clase de tantra requieren los cinco tipos de carne y los cinco tipos de néctar. Por lo tanto, y según la regla más general, se puede comer la carne que se encuentra en el mercado, pero debemos abstenernos de matar o permitir que se maten animales para nuestro consumo personal.”